Cheese Cake

El clásico Cheesecake o Cheese cake horneado es un postre dulce hecho con una base de bizcocho o esponja y un aderezo de queso blando (típicamente queso crema o ricotta), y se sirve con un coulis de bayas frescas, típicamente fresa, frambuesa o arándano. El clásico "Cheesecake estilo Nueva York" es un cheesecake puro, sin adulterar, sin ingredientes extravagantes. Sin embargo, diferentes países en todo el mundo han adaptado la receta de Cheesecake para satisfacer los gustos y preferencias locales y existen cientos de variaciones (incluidas las versiones refrigeradas sin hornear).

Los historiadores creen que el Cheesecake se creó por primera vez en la antigua Grecia. De hecho, hay evidencia de que fue una especie de alimento energético que se sirvió a los atletas durante los primeros Juegos Olímpicos celebrados en 776 a. C. Después de que los romanos conquistaron Grecia, su popularidad se extendió mucho más allá y la receta se adaptó a los ingredientes disponibles localmente.

Los inmigrantes trajeron la receta básica a los EEUU, pero fue solo en 1872 cuando los lecheros estadounidenses inventaron el queso crema que el cheesecake actual incorpora. Como resultado, esto le dio a el cheesecake una consistencia más densa y cremosa.

Ingredientes Puratos para elaborar cheese cake

Passionata

Crema 100% vegetal para pastelería fina (perfil lácteo)

Aloha

Margarina vegetal con balance perfecto entre sabor y salud.

Fruitfil

Rellenos de frutas en mangas, listos para usarse.

Deli Cheesecake

Base para elaborar cheese cake estilo New York lista para usar

Ambiante

Crema 100% vegetal para pastelería tradicional (UHT) con perfil vainilla.

Carat Coverlux

Carat Coverlux es chocolate sucedáneo con un excelente sabor para múltiples propósitos. Hecho con grasas seleccionadas y refinado para una suave textura.

Belcolade

Chocolate real de excelente calidad para todo tipo de usos. Elaborado en Bélgica.

Topfil Plus

Rellenos con alto contenido de frutas listos para usar